lunes, 12 de noviembre de 2007

Lunes


“Vaya, pues parece que el frío hace acto de presencia”. Los lunes son días de conversaciones enlatadas. Para la mayoría, la primera jornada laboral tras el descanso dominical sirve para desoxidar las relaciones sociales y para recuperar el pulso de las conversaciones sin origen ni destino. Diálogos spam consecuencia de la educación, de la necesidad de mantener el status quo con el compañero de despacho o, sin más, dirigidos a romper la rutina de unos trabajos mecánicos sin lugar para la realización del individuo como persona.

Lunes, lanzadera de frustaciones, trampolín de emociones, proyección de tradiciones dialécticas. Día de la semana antipático por excelencia pero necesario para la preexistencia de la lógica que el sistema impone en los países desarrollados. El fútbol, el tiempo, los precios y, por estas fechas, los regalos de una Navidad cada vez más prematura se erigen como ítems conversacionales de la artificialidad de las relaciones humanas sin compromiso. Por cierto, parece que va a llover…
photo by somos

2 comentarios:

Duermevela dijo...

Los lunes son para los lunáticos, los que viven en la luna, un lugar mucho más apacible que la Tierra.

Óscar Delgado Barrientos dijo...

¿Quién vive en la luna más que nuestros sueños?

¿Te gustaría que ideasen algo para que se hicieran realidad y ser los nuevos Armstrong?

Óscar