lunes, 12 de noviembre de 2007

Pronóstico


Creo que tengo un defecto grave al retener los momentos creativos de otros, especialmente si son audiovisuales y si no han sido ideados por gente cercana. Me refiero, sobre todo, a las películas y a sus directores, a los fotógrafos y a otras piezas que guardan relación con esa vertiente del arte. Me quedo más rápido con los nombres de los actores principales que con los de guionistas, productores, realizadores o directores. Es injusto porque de ellos radica el mérito del éxito o del fracaso en un porcentaje muy elevado en relación con los figurantes, cuyas dotes son tenidas en cuenta a veces más por su cara bonita que por su verdadera capacidad interpretativa. Reconozco que conmigo su estrategia comercial triunfa sin filtrar. Puede responder a una falta de atención, a una ausencia de la necesidad de archivo, quizá a que sólo valoro el resultado en su conjunto, sin detenerme a aplaudir o a condenar al responsable.

Sin embargo, no me ocurre lo mismo cuando abordo textos, relatos, libros y demás creaciones literarias. Debe tener alguna explicación racional seguro. Agradecería que alguien supiera emitir un pronóstico certero que palie la injusticia que propino a unos artistas que quedan defenestrados en mi cabeza, hoy esponjada por cierto…
photo by somos

No hay comentarios: