sábado, 1 de diciembre de 2007

Una noche perfecta


Vamos a las fiestas de Tévez del Campo, nunca he ido pero dicen que se pone hasta la bola de tías. Tengo que cenar en casa de mis abuelos, pásame a recoger a las doce y vamos para allá. Está muy bueno todo, no comas tan rápido, que te va a dar algo, ¿no pensarás salir verdad?, bueno iré a dar una vuelta pero volveré pronto, llevas toda la semana de juerga, algún día tendrás que sentar la cabeza, que dejaste de estudiar para ser un hombre, no un crápula, y ni si te ocurra cogerle un solo euro a los abuelos, que tú tienes tu paga, aunque se te va acabar, para que sepas lo que cuesta ganarlo. Llaman a la puerta, mira a ver quién es, será Raúl, he quedado con él, dile que pase, no, no, si nos vamos, ¿y no te vas a comer el postre?, tu abuela lo ha cocinado con tanto cariño, no tienes perdón, anda dame un beso, cógete la llave, sólo faltaría que nos despertaras, a saber a qué hora vuelves. Espera David, toma. ¿No te he dicho que no les cojas dinero a tus abuelos? Bueno adiós, volveré pronto.

¡Qué pasa Raúl!, ves como tenía que venir a casa de mis abuelos, siempre pesco pasta, me han dado 50 euros. Dabuti, podemos pillar algo de farlopa, seremos los reyes en Tévez, no se nos resistirá ni una. Venga va, la noche es joven, larga y prometedora, vamos a la chabola, el charli debe tener hoy. ¿Cuánto queréis? Medio gramo, sólo os puedo pasar uno, que va tío, no podemos, no tenemos pasta para pillar tanto, bueno sólo por esta vez pero la próxima no os molestéis ni en venir, ¡qué poco!, si os parece os regalo el medio gramo que me quedo sin vender, que te den. Lejía, bicarbonato, tiza, mierda y un poco de cocaína. Vamos a ponernos un tiro y después... ¡a Tévez! “Por qué la madre de José me está volviendo loco…y no la voy a dejar porque lo siento y siento todo… que culpa tengo yo si esa puerta no la he abierto…”

Dos jóvenes mueren en Tévez del Campo por consumo de cocaína adulterada.
photo by marga ferrer

2 comentarios:

Arwen dijo...

Te aviso que borré tu segundo comentario en mi blog porque pusiste mi nombre, y no me gusta ponerlo por ahí, ¿vale? Gracias de todas formas por pasarte.

Arwen dijo...

Ahora leí el texto. Sin palabras.