martes, 29 de enero de 2008

New York TV


Siempre me hubiera gustado mantener la magia con la que percibía las imágenes que me llegaban desde el otro lado del Atlántico, especialmente las made in usa. Me preguntaba cómo serían las calles de Nueva York sin la textura de 8 milímetros, cómo verían mis ojos una realidad tan cinematográfica, si me decepcionaría el impacto directo en un paseo por las manzanas más famosas del planeta. No, no es que haya tenido la suerte de emprender un viaje reciente a la tierra de las libertades, sólo he visto un reportaje en uno de esos canales temáticos que se han puesto tan de moda desde la implantación generalizada de las plataformas digitales.

El espectro de la televisión digital ha aniquilado la magia de adolescente, con tanta imaginación como espinillas, al abrir la puerta de la verosimilitud a los mismos escenarios del fetiche hoollywoodiense. Las imágenes del paisano de turno viajando por todos los rincones del planeta acercan en exceso unos destinos magnificados en unas ocasiones, infravalorados otras. Es injusto, por real y por no haber ido antes, no poder ver a través de unos ojos curiosos la metamorfosis de unos lugares mágicos en cuanto que eran inimaginables de alcanzar con una mirada tan natural como la que lucimos a diario al salir a pasear. Hubo un día en que Papá Noel dejó de existir, hoy llega la etapa en la que pocas cosas sorprenden, salvo la mirada que escapa de la televisión.

Nueva York ya es para mí una película destripada en exceso desde la síntesis viajera del mal crítico. Pero iré…
photo by somos

7 comentarios:

Soraya dijo...

Hola Oscar, si la magia se rompe muchas veces...puede ser por efecto del tiempo, del crecimiento, de la realidad, pero bueno...lo importante es que cumplio su etapa.
NY es NY...y lo sera siempre.

Un beso,

Soraya

Óscar dijo...

Por eso dejo la puerta abierta, iré... Pienso que nadie puede morir sin viajar y viajar conlleva una escapada a NY. Pero las nuevas tecnologías permiten ver las cosas sin estar, como un ojo humano, no se puede comparar con tanta intensidad entre lo rescatado del cine y la realidad...

Saludos

Arwen dijo...

Es que hay que ir. Y espero ver vuestras fotos para ilusionarme y devolver la magia a la ciudad. Así iré convencida de su belleza.

Moisés Márquez dijo...

A mi el otro día me quitaron las pocas ganas que me quedaban.

Una amiga fue dos semanas. De las cuales, los 2 primeros días vio lo representativo de la ciudad. El resto ... de tienda en tienda. Es la ciudad del consumismo hasta sus últimas consecuencias.

David Barreiro dijo...

Estimado Moisés,

¿No será tu amiga la mujer del consumismo hasta sus últimas consecuencias?
¿Y qué es "lo representativo de la ciudad"? Creo que en dos días no da tiempo a ver el Metropolitan, el Whitney y el MoMA, por ejemplo.
Si ya sumamos East Village, West Village, Staten Island, Greenwich, Brooklyn, Harlem, Bronx, Central Park, Bleecker St, Quinta Avenida, Coney Island, Queens, Soho, Nolita, Chinatown.... ufff... hay mucho eh!!!

Óscar, recuerda esas palabras de Robin Williams a Matt Damon en la efectista pero interesante "El indomable Will Hunting":
- Si te pregunto por Miguel Angel me podrás decir de memoria todas sus pinturas, pero jamás sabrás cómo huele la Capilla Sixtina.
PUES ESO.
Para quien quiera ir a NY recomiendo leer antes "Historias de Nueva York" de Enric González.

P.D. La Capilla Sixtina huele a habitación cerrada.

SALUD!!!

Arwen dijo...

Vale, David, ahora sí que tengo clarísimo a quien le voy a preguntar cuando vaya a N.Y.
Y, por cierto, a mí no me olió a habitación cerrada la Sixtina, me olió, no sé, pero a habitación cerrada, la verdad es que no...

Óscar dijo...

Gracias por tu comentario Moisés.

David, has dado en el clavo, la clave son los olores, esas representaciones de vida a las que me referí en una ocasión y que se erigen como esperanza para mantener la magia de enfrentarse a lo desconocido, transformando su percepción en recreaciones familiares o previamente experimentadas.

Gracias por los consejos, te aseguro que me dará mucho tiempo a leer aspectos de NY antes de emprender ese viaje soñado.

En cuanto a Arwen, por mucho que veas fotos, éstas no representarán, al igual que los documentales de TV, esos olores a los que se refiere David. Jejeje

Saludos a tod@s desde el Mediterráneo..

:_)