lunes, 11 de febrero de 2008

Instimóvil


Dale una colleja, que ni se queja. Pero, espera, voy a preparar el móvil para grabarlo. Cuando yo te diga le das una hostia que no olvide en su vida. ¡Ahora! Qué guapo, ha quedado dabuti, el tonto ni llora, ni protesta, ni nada. Ya te lo dije yo, era muy fácil. Desde que le metimos la paliza antes de Navidad por chivarse al profesor de gimnasia no se le ha vuelto a ocurrir abrir la boca. Vamos a mi casa, lo colgamos en ese portal del que te hablé el otro día, donde salía cómo los skinheads cogían por banda al vagabundo del Champion.

Hola mamá. ¿Qué tal en el instituto, hijo? Bien, como siempre, me voy a la habitación que mañana tengo un examen de inglés. ¿Qué te ha pasado en la nuca? Tienes un moratón… Nada, no te preocupes, lo de siempre, ya sabes… ¿Quién te ha lo ha hecho? Nadie, me he dado sin querer. Que no me entere yo que te pegan, ¿eh? Cuando venga tu padre se lo diré, anda vete a estudiar.

Cayó desde el séptimo como un tomate contra el suelo. Gajes de la adolescencia feroz, educación del siglo XXI, mentiras de alumnos, verdades sociales. ¿El siguiente?
photo by marga ferrer

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Óscar,

Vaya casualidad. Ríete, pero estaba buscando información de una máquina cepilladora de cuatro caras. Para ser usada en la industria de la madera.

Y he visto tu blog.
Lamento no disponer del tiempo para leer sobre ello.

Sin embargo sí te envío un abrazo.

Ah, claro te diré quien soy;Juan David.

David me llamaba Bego. Tú también.
Cuídate

Arwen dijo...

No sé si es más triste lo que hacen los hijos o que los padres pasen olímpicamente de lo que hagan. Terrible.

Óscar dijo...

Es triste que se desvargue toda la responsabilidad en el sistema educativa o en la figura paterna todavía hoy

Josep dijo...

leído

Arwen dijo...

No, si yo creo que la culpa la tenemos todos. Pero, sinceramente, los padres son padres, tienen responsabilidades de las que muchas veces pasan.

AdR dijo...

Uf... directo, claro y duro como la vida misma.

Genial

Un abrazo

Óscar dijo...

Arwen, los padres son padres, qué duda cabe, y tendrían que mirar por el retrovisor a aquellos que no lo son o han dejado de serlo.


Adr, la crudeza, cruda es. Gracias, un saludo.

Anónimo dijo...

Lo malo de todo es que a los padres reponsables a lo que parece sólo les queda mirar por los retrovisores. Y cuando se hace la noche (aunque sea de día)y se quedan a oscuras ¿quién los iluminará?. Y cuando por el retrovisor adviertan el peligro¿se deben quedar parados,recular o pisar a fondo embistiendo lo que se ponga por delante?
El problema no está en los padres que SON, sino en los que NO SON (Oscar dixit)Alguien(todos sabemos quién)tiene que tomar medidas contra esos ...esos..."antónimos" de PADRE,y se resolverían muchos de los problemas de esos "sus" hijos cainitas.
Un abrazo y enhorabuena por el blog

Javier Barreiro (¿Me sitúas?)

Anónimo dijo...

No te sitúo, más pistas, además de compartir el apellido de un tal David.

Gracias, bienvenido y espero las pistas.

Anónimo dijo...

Pistas
A)Segundo Noctámbulo.(Y de paso léetelo,anda,que yo ya releí el tuyo)
B)Mediana edad, 1,73,ojos verdes,pelo cano, interesante y sin abuelas.

Si no son suficientes contactar con Duermevela.
J.B.

Óscar Delgado Barrientos dijo...

Leído aunque las dudas siguen asaltándome, pero menos.

Óscar

Óscar dijo...

Releído, ahora sí. Gracias David's father, todo un placer que tus ojos se detengan en esta habitación virtual.

Abrazos desde el Mediterráneo.