viernes, 28 de marzo de 2008

El tapón


Cientos de ruedas de prensa, miles de reprimendas, menos felicitaciones, goles de euforia, la disolución de la URSS, la unificación alemana, el 11-S, el 11-M, la guerra de Irak, el no a la guerra… Malas y buenas noticias escuchadas en los últimos 15 ó 20 años extraídas en unos segundos por el otorrinolaringólogo en forma de tapón. El mismo día de tan singular operación, un árbitro de baloncesto es recriminado por haber invalidado una canasta taponada cuando el balón emprendía una trayectoria descendente; un camión cisterna taponaba una calle céntrica al vaciar la fosa séptica de un hotel taponado por los malos olores acumulados a lo largo de más o menos el mismo tiempo referido; la mitad de la botella de vino pedida por un cliente en un restaurante no muy lejos de allí se quedaba huérfana de corcho, taponado, pues, el deseo de llevársela a casa.

Pero como el tapón que embozaba la calidad sensorial de mis percepciones auditivas, ninguno. Impresionado me quedo. Asco, sudor, lágrimas y alivio tras el parto. No habléis tan alto, por favor.
photo by marga ferrer

No hay comentarios: