lunes, 10 de marzo de 2008

Zapatero gana


Los españoles renovaron ayer la mayoría de José Luis Rodríguez Zapatero, que con cinco escaños más de los obtenidos en 2004 podrá maniobrar cómodamente a la hora de encontrar socios que le garanticen una gobernabilidad tranquila. Cinco escaños más también cosechó el PP de Mariano Rajoy, lo que le permitirá gestionar una derrota dulce que no suena a batacazo para reconducir la transición en su partido sin sobresaltos. Los grandes perdedores de la cita electoral fueron, salpicados por la consolidación del bipartidismo, Esquerra e Izquierda Unida, con cinco y tres diputados menos, respectivamente, que en 2004. Como novedad, destaca la entrada del partido de la ex socialista Rosa Díez en el arco parlamentario, con un escaño.

Empieza una legislatura en la que después de haber dejado de fumar, de conducir con más prudencia, de no tener tropas españolas en Irak, de ver cómo se casan gays y lesbianas, de esperanza para los dependientes y sus cuidadores, de derechos para las maltratadas, de pagar más por los mp3 y mp4; de pagar más por el pan, la leche, la gasolina, la luz y el gas; de poder con la hipoteca a dudas penas; de no haber ganado el mundial de fútbol, de haber ganado el mundial de baloncesto, de recibir nuestros sobrinos 2.500 euros por asomarse al mundo, de ETA matando, de sanidad pública mala, de educación pública peor, de pagar por las guarderías, de carreteras mejorables, de trabajo mejorable y de diálogo por consolidar; toca demostrar a Zapatero que puede concluir el proyecto que inició hace cuatro años. La confianza la tiene y el escenario le es propicio para tomar decisiones con menos dificultades de las encontradas en la anterior etapa, puesta en duda desde el primer día por el PP al achacar la victoria electoral del 11-M de 2004 a los atentados de Atocha. Al menos, ayer, hubo deportividad y felicitaciones al ganador.

Yo voté y no me arrepiento de haberlo hecho. Me sentiré, aunque sólo sea una ilusión, más partícipe de la vida política y con el derecho a opinar cuando algo me agrade o me desagrade. La siguiente cita electoral, las elecciones europeas de 2009.
photo by somos

Resultados por escaños: PSOE (169), PP (153), CIU (11), EAJ-PNV (6), ESQUERRA (3), IU (2), BNG (2), CC-PNC (2), UPyD (1), NA-BAI (1)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Zapatero gana....que pena.

Yo no le he votado,por qué hacerlo?

Su primer comentario fue para las mujeres, los jóvenes y los mayores....

Y para mi?
Seguir con mi mileurismo otros 4 años con suerte?
o al paro?

Está bien eso de preocuparse por mujeres,jóvenes y mayores.
Sobre todo, porque es populista, politicamente correcto y un granero de votos inmenso.

Para qué estudié mi carrera, master e idiomas?

Para no tener ayudas?
Ni en mi alquiler tengo nada de apoyo...

En fin,hubiera preferido que Mariano me hubiera bajado los impuestos, hubiera dado para más.

Nos hubiera venido mejor a todos, mujeres, jóvenes, mayores y ciudadanos de una edad comprendida entre los 25 y los 65 que toooodos los dias madrugamos.

Afortunadamente me queda el consuelo de vivir en una zona en la que la civilización aún existe, y en la que el partido de z está en vías de extinción.

No te gustó mi comentario....bueno,deberás respetarlo al menos.

No es eso democracia?

Óscar dijo...

Prejuicios, repleto de prejuicios está tu comentario.

Para empezar, me parece que tienes demasiadas expectativas depositadas en la clase política cuando esperas que te solucionen la papeleta que tú mismo no has sabido solucionar.

Ni Zapatero, ni Rajoy, ni Llamazares, ni Ibarretxe, ni Carod Rovira, ni Quintana podrán dirigir mensajes personalistas ni centrarse en las cuestiones que deben ser propiedad privada de las personas: su libertad para emprender una dirección u otra en su vida sin echar la culpa a nadie si no lo consigue.

Al estudiar una carrera, un master y un cursillo siempre aconsejan que la formación que allí plasman es el tronco de un árbol cuyas ramas deben ser encontradas por el interesado fuera de las paredes del recinto donde imparten las clases. Con la política ocurre lo mismo, los políticos te van a ofrecer medidas generalistas para un granero de inocentes con ansias de encontrar en ellas el elixir de la eterna juventud.

No te engañes. Vive, y no prejuzgues.

Saludos

Anónimo dijo...

Te equivocas, Óscar. Hace tiempo que la clase política está hiper-burocratizada y que los partidos se han convertido en trampolines para una clase social aparte, una clase que se dedica a vivir de vender una ilusión rentable: el progreso, los valores y el cambio social.
Esos políticos, que venden expectativas, son los mismos que han creado el sistema educativo al que te refieres, el sistema que las frustra. Que digas que 'yo soy el amo de mi vida' cuando ni siquiera tengo derecho práctico a una vivienda DIGNA (por culpa de los especuladores que luego pagan las campañas electorales) debe de ser fruto de... ¿tu culo acomodaticio? ¿tu estómago agradecido? ¿tu falta de imaginación? ¿envejecimiento prematuro?
¿En serio aún aspiras a recoger las migajas de esa nueva clase social, la de los encorbatados vende-consignas? La verdad es que si juegas bien tus cartas, incluso podrás hacer dinero con la ruleta: ¡toda la diversidad ideológica se reduce a apostar al rojo o al negro!
Hala, que sigas tan 'ilusionado' campeón.

César S. Gandia.

Óscar dijo...

Sigues por la senda del prejuicio. El tono empleado tampoco ayuda...

Yo no estoy ilusionado, sin más no creo que haya que depositar tantas expectativas en una clase que, como bien apuntas, está a merced de unos intereses privados que siempre escaparán de los nuestros.

Por eso mismo me estás dando la razón, dado que ellos sabemos cómo manejan los tiempos, lo peor que nos puede ocurrir es que nuestro reloj dependa del compás que nos marquen para tomar decisiones en nuestra vida.

En cuanto al vaticinio lanzado sobre mi ubicación acomodaticia has acertado de lleno. A mis 31 años no podía estar mejor, quiero crecer y para ello confío en mis posibilidades ciegamente.

Saludos, y rebaja tu angustia, el tono o la forma de abordar reflexiones por favor.

Anónimo dijo...

Ante todo,mucha calma.

Soy la primera persona que escribió en este apartado, y decirte que no soy César S. Gandía, quien fué la tercera (contandote a tí).

Me sorprende -sobremanera- tu comentario hacia el mío.

¿PREJUICIOS?

¿A qué te refieres cuando hablas de prejuicios?.

¿En qué parte de mi comentario los lees?.

Por supuesto que los políticos no me van a dar de comer.
Por supuesto que me llevo buscando la vida -solito- todos los años de mi vida laboral.
Nunca he tenido un "padrino". Nunca.

Colegio público, universidad pública (pagándome la matrícula, por cierto) y trabajo, esta vez sí, privado.

Los políticos no nos van a sacar las castañas del fuego, pero son ellos quienes nos DEBEN resolver la papeleta.
Deben crear situaciones socio económicas favorables para la creación de empresas y por tanto, de empleo. Deben fomentar la competencia (esto es ciencia ficción en España)de manera que suba la calidad y bajen los precios, deben ayudar a quienes lo necesiten (esto último es importante, a QUIENES lo necesiten, y no a todos).

Podría seguir escribiendo...pero creo que ya he abusado demasiado del tiempo de mi empleador. En la empresa privada no pagan por responder en blogs...(pero un descanso si puedo tomarme).

Por cierto que no permitir que extorsionadores, asesinos, y fundamentalistas de igual ralea y calaña consigan sus fines es función también de los políticos.
O permitirlo....
Depende de la ética de quien manda.

Eso sí lo hacen los políticos...

En fin, se acabó el descanso...

(Reitero no ser César S. Gandía. No tengo en contra nada con él, pero soy otra persona.)

Óscar dijo...

Estimado anónimo primero,

Disculpas por haber creído que eras el mismo que ha continuado en el comentario tercero, el tal César de Gandia.

En cuanto a los prejuicios, creo que has dado muestra de ellos cuando, en tu primer comentario, das por supuesto que mi voto se dirige a una tendencia política. Yo sólo he dicho que he votado, no a quién he votado, por lo que puedo y tendré derecho a pedir explicaciones si la gestión me agrada o me desagrada (como tú estás haciendo).

En segundo lugar y segundo prejuicio detectado, no entiendo por qué presupones que tu comentario no me va a gustar ni por qué consideras que no voy a respetarlo; ¿cómo sabes si me gustó o me disgustó algo si no habías tenido cumplida respuesta antes de los juicios de valor emitidos?

La mejor democracia es respetar, escuchar, dialogar y no prejuzgar. ¿No es eso la democracia? -te repregunto-

Por último, y agradeciéndote tu tiempo empleado, considero que es una utopía depositar tanta funcionalidad en la clase política. El ejemplo que pones de las empresas; ¿has probado a informarte en las cámaras de comercio y otras instancias oficiales sobre las ayudas para la creación de empresas? Aquí, en la Comunidad Valenciana no gobierna el PSOE, gobierna el PP, y esas ayudas existen igual que en Asturias, donde el poder lo ostenta el partido de Zapatero.

Un saludo e, insisto, perdón por haberte confundido con César de Gandia.

Anónimo dijo...

Hola Óscar,

Veo que hoy la cosa va de disculpas.
Allá va la mía: siento haber pensado que votaste a la corriente populista. No creo que fuera más prejuicio que intuición, aunque también hubo mucho de desilusión tras la confirmación del resultado.
Me desahogué en este blog, aunque eso sí, ligeramente.
Conozco los cauces de creación de empresas., pero gracias de todas las maneras.

Respecto a tu pregunta:
"La mejor democracia es respetar, escuchar, dialogar y no prejuzgar. ¿No es eso la democracia? -te repregunto-"
No puedo estar de acuerdo.
No has definido democracia, sino tolerancia.Aunque tampoco esté totalmente de acuerdo con esa definición de tolerancia;la veo coja.
La democracia -tal y como existe en España- es que si cuatro opinan de una manera, y tres de otra, pues se hace lo que quieran los cuatro.
Es una definición más que simplista, lo se, pero muy operativa.
Y es lo que sucede.
Hay grandes taras en nuestro sistema.Vale lo mismo un voto de un joven sin estudios, sin preparación, sin experiencia, sin interés en política que un voto de una persona adulta con interés y puesta al día en política, conocimientos académicos, experiencia en gestión, etc.

Se lo que parece, un comentario "fascista", retrógado y antidemócrata. (No "prejuzgo" que seas tú quien piense así, pero estarás de acuerdo en que muchos así lo harán).
Pero miremos hacia atrás....¿quién inventó la democracia?
¿Quienes eran los capacitados para emitir un voto entonces?
Desde luego hemos cambiado mucho, y aquellas normas no son válidas a dia de hoy.
Pero las normas de hoy tampoco lo son.

A día de hoy, la democracia como tal no existe.
Quien tiene los medios crea opiniones.Quien crea opiniones orienta a los votos.

Tras un convulso y sangriento siglo XX en el que las dos corrientes políticas eran "izquierda y derecha", entramos en el siglo XXI existiendo una variación; ahora las correintes ideológicas mas bien pueden ser "populismo y responsabilidad".

Qué fácil es ganar votos diciendo a los votantes lo que quieren oir...y qué bien funciona.

No, pesimista no soy. Un pesimista es un optimista con experiencia.
Yo soy más bien tirando a realista.

Mis opiniones deben ser pinceladas más claramente.He expuesto ideas bastante generales, pero debería perfilarlas.

Será en otra ocasión.

Anónimo I