viernes, 11 de abril de 2008

Estoy en semifinales


No es que haya participado en ninguna suerte de torneo, ni siquiera he ganado una partida de ajedrez al Anatoli Karpov del barrio; soy un aficionado al deporte que anoche disfrutó de un partido de fútbol que me condujo a las semifinales que disputan los mejores momentos de balón toqueteados por mis ojos. El Getafe, el ‘Geta’ para los amigos, jugó al estilo que cualquier equipo, club o selección que se precie para sí querría. Perdió y con él la competición en su sentido más estricto, auqnue quedó demostrado que, por una vez, perder no merma el mérito del equipo derrotado al convertirlo en gesta. Caer como lo hicieron, en el último segundo de la prórroga, con 10 y ante un maniatado, pisoteado y asustado Bayern, se quedará en el recuerdo de quienes distinguimos entre una victoria segura de nuestro equipo, la euforia por un título y la sensación de felicidad que, desde ayer, he descubierto y que me ha producido un club ajeno a mis colores, pero no al fútbol en su esencia máxima. He llegado a las semifinales de la UEFA, pero a esas que se guardan en las estanterías de la épica del balón. ¡Aúpa Geta!

P.D.: El penalti fallado por Eloy en los cuartos de final de México 86; el primer Tour de Induráin, el gol de Koeman en Webmbley (1992), el gol de Nayim en la final de la recopa de 1995, la séptima del Madrid del gol de Mijatovic, las genialidades de Zidane y su golazo de la novena frente al Bayer Leverkusen, los cuartos de final del mundial de Corea y Japón 2002, el oro de España en el mundial de baloncesto 2006 y la noche del Getafe contra el Bayern en la UEFA 2008. Los mejores momentos que me ha brindado el deporte.

No hay comentarios: