sábado, 12 de abril de 2008

¿Y por qué no un ministro de igualdad?


El primer Ejecutivo de la historia democrática en España con más ministras que ministros, 9 a 8. La primera vez que la cartera de Defensa es asumida por una mujer. Zapatero ha dado a conocer hoy los nombres de su equipo de Gobierno con la sorpresa de haber apartado a su compañero de proyecto, Jesús Caldera, a quien podría haber premiado, por qué no, con uno de los ministerios de nueva creación, el de Igualdad, asignado a la ministra más joven de la historia, Bibiana Aído, de 31 años.

Si el principal motivo de orgullo del Presidente es el carácter paritario de su nuevo equipo y la presencia de Carme Chacón en Defensa, ¿por qué no haber dado un paso más y haber nombrado un ministro de Igualdad?; ¿no sería un gesto lógico y decidido en defensa de una verdadera igualdad?; ¿por qué son las mujeres las únicas que pueden guiar ese proceso? Se genera, pues, una nueva desigualdad con el pretexto de eliminar otra, y es la referida a que sólo pueda ser una mujer la que enarbole el discurso de los mismos derechos y las mismas oportunidades para hombres y mujeres.

Un hecho que se repite en la mayoría de asambleas legislativas autonómicas del país, donde también son las mujeres las que componen las respectivas comisiones de Igualdad, proyectando la imagen de que los hombres no quieran debatir sobre “las cosas de ellas”. Es una imagen nefasta, que también habría que modificar en aras de una verdadera igualdad. La duda es si no serán ellos los que rechazan asumir llevar la cartera de Igualdad o si la ven como una responsabilidad menor.
photo from www.psoe.es

No hay comentarios: