jueves, 8 de mayo de 2008

El pasillo


Llevo unos días dándole vueltas al concepto pasillo con el pretexto de la ofensa futbolística propinada por el Real Madrid al Barça tras haber ganado el campeonato nacional de Liga el primero y tener que rendirle tributo el segundo. La anécdota me ha servido para reflexionar sobre la pertinencia del concepto asignado a tal aspecto: el pasillo. Significado adquirido porque los jugadores que se someten a tamaña humillación se disponen a ambos lados de la boca de vestuarios y aplauden la salida del equipo ganador en señal de cortesía y de reconocimiento por haber ganado el título. Forman un pasillo, claro, pero al mostrar las connotaciones referidas he dudado si no nos tendríamos que referir a éste como paseíllo, concepto más propio, procedente de la jerga taurina, que expresa el recorrido y el reconocimiento previo de la cuadrilla ante el público asistente. De una forma u otra, el pasillo o paseíllo se hizo ayer noche como mandaban los cánones y, para desgracia del aficionado culé, a la hora señalada, en los instantes previos al comienzo del clásico de los clásicos del fútbol español que enfrentó a los dos clubes en el estadio Santiago Bernabéu.

Había que dar el rodeo emprendido para quitarle hierro a un asunto por el que me alegro pero que no quisiera utilizar como arma arrojadiza contra nadie.
photo by somos

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ojcar he encontrado el término correcto para definir lo de ayer en el Bernabéu.
Ni pasillo, ni paseíllo
REPASILLO. ¿Qué te parece?

Óscar dijo...

¿repasillo, repaseíllo o repaso más illo? :-)

Anónimo dijo...

REPASIN