sábado, 3 de mayo de 2008

Filosofía vampírica


Lo que contamos, lo que conocemos, lo que vivimos, los que sobrevivimos, atravesamos un tiempo histórico heredado de otros tiempos más lejanos, más cercanos, repetidos siempre, que dibujan nuestra trayectoria vital desde el prisma por el que queramos mirar. Somos supervivientes de generaciones expuestas a miedos distintos a los de hoy; epidemias, guerras, revoluciones, contrarrevoluciones, imperios, reinos, nobles, ricos y pobres colocados en un tapiz delator de las circunstancias puntuales que a cada uno nos toca vivir. Dibujada, memorizada o fotografiada, la memoria esconde los recovecos del sentido de nuestras vidas adheridos a la propia experiencia y a la experiencia narrada de los que nos antecedieron en el escenario del mundo. ¿Filosofía o historia? Ésa es, precisamente, la pregunta que se hace el lector que aborda el Premio Nadal 2008.

‘Lo que sé de los vampiros’ repasa las vivencias cíclicas de Martín de Viloalle, un personaje que atraviesa, perseguido por su propia desdicha y el azar, la Europa absolutista del siglo XVIII, desde España hasta Inglaterra pasando por Italia, Alemania, Dinamarca y la Francia de la Revolución. Época de visionarios, de supersticiosos, de vividores, de estafadores, de vampiros al servicio de la causa más noble del ser humano: el instinto de supervivencia. El reto es sobrevivir en un ambiente de conspiraciones, de alquimia, de francmasones disfrazados de monarcas y viceversa, de mercancías filiales, y de verdades filosóficas adaptadas al juicio de quien las interpreta.

Francisco Casavella emprende, pues, un recorrido fascinante por un siglo XVIII abordado desde el frenesí en una representación teatral permanente; una metahistoria inventada dentro de la historia que nos tocó protagonizar y que protagonizamos. A mí me ha convencido, no sé si al Óscar que sobreviva al paso del tiempo, a aquel del que se hable cuando me vaya le gustará tanto.
photo by somos

“Un vampiro significa lo que cada uno desea y, desde luego, cada persona sabe mucho sobre quien cree su ‘vampiro’” (‘Lo que sé de los vampiros’, Francisco Casavella. Ediciones Destino, Barcelona, 2008).

1 comentario:

AdR dijo...

Hace tiempo que no leo una novela ambientada en el pasado. Tiene una pinta excelente, como tu crítica :)

Saludos