jueves, 15 de mayo de 2008

Me miran


Estimado lector:

Sonrojado estoy desde que ayer, a eso de las 19:30 horas, me sorprendió la presencia masiva de numerosos curiosos alertados de mi presencia por el manager de una clase invocadora de almas gemelas. Sí, estuve en el epicentro que concibió a siete nuevos espacios virtuales diseñados para auspiciar los intereses particulares, jurídicos o empresariales de unas huellas dactilares desconocidas aún en la comunidad bloguera. Un espejo multiperspectivo donde miré las reacciones simultáneas de ojos ávidos de información, desconocedores de una realidad personal compartida, de ámbitos alejados de su presencia física, de aciertos y de errores cometidos por carne y hueso con chips y bacterias tecnológicas como testigos.

Ahora les entiendo a ustedes, ya sé hacia dónde caminan los que se niegan a apoyar la clonación humana. Ayer sentí el rubor de ver en varios monitores lcd el espejo de mis vergüenzas, la cara Dolly de la excitación virtual en la red; la manifestación alucinógena de estar presente, a la vez, ante varios rostros en una sala de no más de 20 metros cuadrados. Pasada la novedad, no me queda más que decir gracias por una visita masiva que, aunque conmovedora de inicio, me ha hecho cobrar vida propia hasta el extremo de haber sido capaz de pedir permiso a mi dueño para navegar a mi antojo por el teclado de su ordenador. Hasta pronto.

Fdo.: el blog (sí, sí, el blog de Óscar Delgado Barrientos, no yo). Es un descarado y se ha apoderado, como dice, de mi intimidad. Necesitaba expresarse; el pobre, siempre callado... Es comprensible.
photo by marga ferrer

1 comentario:

AdR dijo...

Pobrecito, déjale que se exprese. Se sintió multi-observado el hombre :) Eso está bien.

Saludos