sábado, 21 de junio de 2008

Un día cualquiera


Pues nosotros tenemos el seguro del coche en esta compañía y estamos muy contentos, ¿por qué no os cambiáis?; me deben 200.000 pesetas y no han dado señales de vida desde hace tres semanas, no sé qué voy a hacer pero creo que me he quedado sin el dinero; tengo que conseguir zancadillear al vecino de enfrente para lograr que su hijo no quede por delante del mío en la puntuación para acceder al colegio del barrio, como nos quedemos sin plaza a ver cómo pagamos la enseñanza privada; este año las vacaciones serán para los que salen por la tele en la playa, nosotros hemos aprovechado la paga extra para tapar agujeros y reservar los libros de texto del curso que viene; si compras hoy diez paños de cocina te regalan mil puntos a acumular en la tarjeta de socio preferente del club vip de la cadena del supermercado; he comprado una botella de aceite de oliva extra virgen que me ha costado cincuenta céntimos menos que a ti, y eso que yo no voy mirando los precios; desde que estamos en crisis ya no se puede ni salir a la calle, tanto Zapatero y tanto Rajoy para que ahora suframos nosotros las consecuencias, todos los políticos son iguales; a ver qué hago yo para pagar la hipoteca, nadie nos ayuda; ¿has visto qué coche se ha comprado la Leti?; estoy cansada de tanto anuncio, a ver si quitan la publicad por decreto y nos dejan vivir en paz; nos vamos.

Coletillas posmodernas, conversaciones callejeras, quejas al aire, búsqueda de complicidad amortiguadora de penas, ensañamiento vecinal, qué dirán, rostros ocultos, cumplidos urbanos, sinrazón social, política de mínimos, decisiones de máximos, falsedad y supervivencia. El siguiente.
photo by marga ferrer

2 comentarios:

AdR dijo...

Me estoy agobiando, hasta me da miedo empezar a comentar... lo dejo aquí :)

Abrazos

Óscar dijo...

:-) Saludos