martes, 22 de julio de 2008

A la playa


“Dejo la ciudad, voy a mojarme el culo a la playa”. Frases como ésta las despachan con cierta asiduidad en los últimos días aquellos que creen tener la suerte de coger el coche familiar para desembarcar durante una, dos, tres o cuatro semanas en las maravillosas, calmas, tranquilas y apacibles playas de nuestro litoral. Falta colocar entre el cúmulo de adjetivos apuntado las preceptivas comillas escépticas que pongan en duda si las vacaciones de los que lucen de abandonar las ciudades serán todo lo espectaculares que imaginan. Algunos municipios costeros se han convertido en verdaderos monumentos al estrés comercial heredado de las grandes ciudades: centros comerciales, atascos, circunvalaciones, ausencia de aparcamientos, colas, empujones, completo, lleno, móviles a pleno rendimiento, alaridos, martillos que trabajan al sol para remediar la fuga de aguas fecales procedente del hotel ubicado en la primera línea de playa…

Es difícil tener envidia, pues, de los que cogen las de Villadiego en dirección al modelo turístico de sol y playa. Se ha desbordado tanto, se ha masificado de tal manera que a nadie la amargará un dulce cuando su jefe le sitúe en la mesa de su puesto de trabajo hasta más ver, esto es, hasta el suave otoño del septiembre tardío, aquel oasis vacacional cuya parada queda lejos, aunque no tanto.
photo by marga ferrer

2 comentarios:

Anónimo dijo...

madre mia!!! creo que prefiero trabajar bajo un aire acondicionado... antes de asistir a una masificación habitual en estas fechas en las zonas costeras...o... bueno también se estaría bien a la sombra de un gran pino sin preocupación de tiempo ni dinero y sabiendo que te van a servir, como a un rajá!!aunque...este no sea nuestro caso.. :))) muuuaaaak.

Enigma dijo...

Hola, te informamos que TU BLOG HA SIDO ACEPTADO en Blogueratura
Al actualizar, recuerda siempre introducir la url comenzando con http://
Cualquier problema con tu cuenta escribe a esta dirección (blogueratura@gmail.com).
No olvides poner un botón de blogueratura en tu blog para que tus lectores conozcan el proyecto.
Puedes también copiar la lista de los últimos actualizados dentro de tu blog.
Blogueratura cuenta con una sección llamada "el artículo quincenal" donde todos los miembros del proyecto pueden escribir, sólo manda a esta dirección un artículo –que no sea cuento ni poema- de no más de 2 cuartillas, junto con una imagen para ilustrarlo. Podrás participar las veces que quieras. Los textos se enlistan y se van publicando conforme van llegando.
También hay una sección que es el blog quincenal donde reseñas un blog que creas que es bueno. Esa reseña sí será revisada por los coordinadores del proyecto y será o no publicada de acuerdo a sus criterios.
Gracias por seguir publicando la palabra