jueves, 31 de julio de 2008

Micrófonos corporativos


La radio ha sido, desde que tengo uso de razón, el medio de comunicación que más me ha gustado. Pero a veces dan ganas de apagar el transistor o de no escuchar determinadas voces que enturbian la magia de las ondas, condicionadas por el corporativismo impuesto desde los grandes grupos de comunicación que coartan la libertad de prensa de los profesionales.

Hay muchos ejemplos que ilustran el lamento, pero voy a referirme a uno cercano, recogido el pasado viernes durante la emisión de ‘La ventana’, magazine vespertino de la Cadena SER. El programa invitó a dos personas conocedoras de Hugo Chávez con motivo de su visita a España desde dos ópticas a priori distintas. Por un lado, Carlos Fernández Liria, profesor de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, del que la presentadora, Ana Guantes, ‘la Gemma Nierga’ en funciones, ofreció un perfil bastante escueto del mismo, apoyado en una referencia bibliográfica, en un premio y en un “por lo que me han dicho, usted es una persona que entiende bastante la figura de Hugo Chávez y que muestra su apoyo hacia él”. El otro invitado era William Cárdenas, presentado como el presidente de la Plataforma Democrática de Venezolanos, contraria al líder latinoamericano.

Fernández Liria matizó a la presentadora que “es el pueblo venezolano quien le ha mostrado su apoyo a Hugo Chávez y el que le ha votado diez veces” e invitó a la conductora del programa a valorar el editorial publicado por ‘El País’, periódico del mismo grupo que la Cadena SER, un día después del golpe de estado o de la situación de vacío de poder de abril de 2002 en Venezuela, que fracasó por haberse producido, según el invitado, “en contra del marco constitucional” y del que, a pesar de ello, “dieron las gracias todos los medios de comunicación, incluidos los del Grupo Prisa en España”.

Ana Guantes demostró no tener los reflejos necesarios para responder en caliente a la provocación de su invitado, quien, crecido y con documentación en mano, le preguntó a su interlocutora acerca de los acuerdos del Grupo Prisa con medios de comunicación venezolanos contrarios a Hugo Chávez y de si ella no conocía el entorno para el que trabajaba. El desenlace de tan incómoda situación para la conductora fue el más dictatorial que cabría esperar: cortar el micrófono al invitado para que dejara de molestar. Corporativismo en estado puro, sin tener en cuenta al oyente, sin preguntarse si el que escuchaba en ese momento la radio se habría quedado con ganas de informarse, de conocer un poco más los detalles insinuados por el invitado, de saber si las acusaciones vertidas por el mismo eran veraces, de acceder a la información que la presentadora maneja de su propia emisora, de analizar desde una perspectiva mediática la situación que atraviesa Venezuela.

Un desenlace vacuo, oscuro, partidista, sucio, contrario a los preceptos del periodismo de calidad, desinformado, que evidencia la falta de independencia con la que trabajan los periodistas hoy en día y el poder que grupos empresariales ejercen sobre los contenidos que proyectan los medios de su propiedad, así como la mordaza invisible que aplican para silenciar las voces discordantes con esos preceptos. De fondo, profesionales de la comunicación que asumen sin ambages ese corporativismo rancio que les impide ejercer la libertad de prensa so pena de un despido procedente de acuerdo a las claúsulas contractuales que lo respaldan.

3 comentarios:

Eduardo Manzana dijo...

Seguro que San Polanco,desde donde quiera que este... espero que muy lejos,les sigue dando instrucciones a sus vasallos....
cuanta verdad escupen esas letras,imágenes y voces progresistas que nos deleitan desde su imperio mediatico.....

Óscar Delgado dijo...

San Polanco, San Pedrojota, San Emilio Aragón, santos mediáticos que entorpecen la labor profesional de miles de periodistas que, desanimados, se convierten en figuras corporativas a sueldo de la era del mileurismo.

Anónimo dijo...

Bonjour, elblogdeoscardelgado.blogspot.com!
[url=http://cialismaro.pun.pl/ ] cialis online[/url] [url=http://viagraline.pun.pl/ ]Achat viagra en ligne[/url] [url=http://cialistina.pun.pl/ ] cialis [/url] [url=http://viagradysi.pun.pl/ ]Acheter viagra en ligne[/url] [url=http://cialisorto.pun.pl/ ] cialis [/url] [url=http://viagrakewa.pun.pl/ ] viagra online[/url]