sábado, 27 de septiembre de 2008

Enfado ciberespacial


“Ya no te ajunto”, se decía antes en los colegios y barrios a alguien cuando dejabas de ser su amigo. El motivo de la ruptura solía ser de calibre bajo, del que se mastica en silencio hasta reventar, del que uno calla porque le falta valentía para ser sincero y decir tres palabritas a la cara del durante muchas semanas mal denominado amigo. Los tiempos cambian, la tecnología evoluciona y las formas de trasladar ese “ya no te ajunto” se manifiestan en entornos ciberespaciales como el que ocupan las reflexiones que aquí muestro con la periodicidad que puedo.

Los blogs acumulan mensajes indirectos sin dirección que cada cual interpreta a su antojo. Uno de los gadgets más recurrentes de las bitácoras es, precisamente, el que contiene enlaces que conducen al visitante a otras direcciones amigas. Los importados links se erigen en muestras de lealtad amistosa, en una prueba educada del que coloca la dirección de otra persona hacia el que la protagoniza, el gesto de quien quiere convencer a un tercero de que la amistad se sella con un pacto de sangre bajo la forma de enlace. Si por cualquier motivo, escrito, mención, malentendido, palabra, acción u omisión el enlazado desaparece del blog amigo, llegamos a esa nueva forma de expresar un “no te ajunto”, pero sin el mal trago de tener que mirar a los ojos del adversario para decírselo sin tapujos.

Curiosa evolución de nuestro lado más cínico hacia el umbral de la apariencia con soporte ciberespacial. Cualquier parecido con la realidad, lógicamente, es pura coincidencia.
photo by marga ferrer

2 comentarios:

ERNESTO dijo...

A ver que te parece ésto:
http://ernestosport.blogspot.com/2008/09/supercopa-en-zaragoza.html
y esto:
http://ernestosport.blogspot.com/2008/09/s-base-siempre.html

AdR dijo...

A todo esto... creo que no me has "ajuntao"...

Y creo que yo a ti tampoco :)

Abrazos