martes, 2 de septiembre de 2008

Sesudo


A uno le sale la competencia bajo su mismo techo. El seso es sesudo si alguien lo destapa. Se mira, pero no se toca. Al asomarse a la masa viscosa es fácil detectar dónde guardamos nuestras inquietudes o el por qué somos retorcidos, extrovertidos, simpáticos, antisociales, dictadores, valientes o miedosos. Sesudo, que tiene seso. Seso, masa de tejido nervioso contenida en la cavidad del cráneo; prudencia, madurez; facultad sensitiva del alma, significación de las palabras y conjunto de ellas; dictamen, opinión.

Hoy me he levantado con el seso peleón. Quizá estas palabras sean perfectamente descifradas por otro sesudo que, como Sauron, ha cambiado de gustos y ahora ojea fijamente otro tipo de reflexiones. Seso, sesudo, mira que eres retorcido, qué mal me haces respirar, cómo me gustaría quedarme hueco durante unos segundos para pensar en blanco. Cuento 33 y me divierto mientras tus ojos se posan en estas letras para alertar al seso de que tiene que transmitir una reacción de tímida sonrisa.

Definitivamente, creo que el seso es un bromista redomado con ganas de meter cizaña. Saludos cordiales.
photo by marga ferrer

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora, además de sesudo, pelmazo!
Saludos cordiales

somos dijo...

Saludos cordiales

AdR dijo...

Facultad sensitiva del alma... curioso.