miércoles, 3 de septiembre de 2008

Virus iPhone


Un SMS me despertó a primeros de agosto. Movistar me daba la enhorabuena porque desde ese momento tenía activada la tarifa plana de ¿mi iPhone? Ni lo tengo, ni he hecho colas, ni las haré, ni sé por qué se me felicita por pagar algo que no va asociado a ninguno de mis teléfonos, ni entiendo por qué Movistar despierta a sus clientes cumplidores con mensajes infernales como el mencionado. Una vez despertado, el susodicho decide llamar al servicio de atención al cliente para advertirles de su error y evitar que en la siguiente factura incluyeran el concepto plano, tan plano como la atención recibida. Tras 20 minutos de reloj, la persona que lee premisas estereotipadas al otro lado del teléfono reitera que si he recibido ese mensaje ha sido por error y que si no tengo un iPhone no me cobrarán el importe de la tarifa con la que me han dado los buenos días.

Se acaba oficialmente el verano, por lo menos el mes de agosto, comienza septiembre y el buzón de casa recupera el trasiego perdido. La tercera carta del mazo de propuestas comerciales y recibos es la correspondiente a Movistar. Abro cuidadosamente el sobre para no deteriorar lo más mínimo el testigo de mis sospechas y objeto de la futura reclamación. Efectivamente, Movistar me cobra una tarifa plana de 25 euros por un producto que no tengo, a pesar de haberles alertado hace tres semanas y de la llamada que hago en ese momento. Otros 20 minutos, tres personas diferentes me dan explicaciones vacías sin disculparse y una cuarta, la que supuestamente iba a devolverme el dinero, sin pedir disculpas tampoco por todo el proceso, lamenta no poder solucionar la incidencia porque sufren un avería temporal en sus equipos informáticos que les impide atender mi queja. Me anima a llamar de nuevo por la tarde.

Conclusión: Movistar extiende el virus iPhone, se equivoca y no rectifica a pesar de ser alertada de ello, emite una factura errónea y no se disculpa con el cliente que la ha pagado, el afectado pierde una hora de su tiempo en corregir el desaguisado y le invitan a llamar de nuevo cuando tendría que dar ese paso el equivocado y no al revés. No tengo un iPhone, ni lo tendré. Tengan cuidado, el virus iPhone se extiende, se extiende, se extiende… Antídoto: devolver el recibo del banco y esperar a que Movistar llame para subsanar su error.
photo from xataka.com

No hay comentarios: