sábado, 18 de octubre de 2008

Las motos y TVE


Desde hace unas temporadas, coincidiendo con el ascenso de popularidad del automovilismo gracias a Fernando Alonso, y a imitación de las retransmisiones deportivas ricas en previas impulsadas por las televisiones privadas, TVE ha situado el motociclismo en primera línea de sus informativos. Ya se dijo aquí hace un tiempo algo referente a la manipulación de gustos que la televisión de todos proyecta con el pretexto de informar. Cuando toca gran premio, desde el jueves despliega un dispositivo de conexiones en directo revestidas de importancia para dar cuenta de que las motos han llegado a su destino, de que fulanito ha afirmado que el otro es un tramposo, de banalidades varias que merman minutos de información a unos telediarios carentes, por el contrario, de las noticias de aquellos deportistas que de verdad ofrecen titulares de actualidad, con la salvedad de que los derechos de las competiciones en las que se desenvuelven los ostentan otras cadenas.

No tengo nada en contra del campeonato del mundo de motociclismo, pero tampoco hay que concederle la dimensión que el ente público le confiere por el simple hecho de haber pagado un dineral por los derechos. El telediario más visto de la parrilla informativa, el de la televisión pública, debería ser más sensible con los valores que se le presuponen a un servicio público, entre los que se encuentran la pluralidad, la veracidad y la ausencia de manipulación. Desconozco cuánto costará al erario público el nutrido equipo desplazado a cada gran premio, pero lo que me preocupa es comprobar cómo se dirige desde el ente los gustos de unos telespectadores que se sitúan fielmente cada día delante de su televisor para conocer qué ha pasado en el mundo.

El tenis es prioridad para TVE sólo cuando ostenta los derechos, el fútbol de la selección española ocupa más minutos si la retransmisión del partido de turno la ofrece TVE y no otra, Fernando Alonso es un testigo accidental de los contenidos de la información deportiva porque Telecinco ha pagado por los grandes premios de automovilismo… No deja de ser noticia algo por lo que no has pagado, TVE no tendría que tender esa trampa manipuladora a su audiencia, ¿no es más importante la victoria de Fernando Alonso en un gran premio que un segundo puesto de otro español en unos entrenamientos de motociclismo?, ¿por qué TVE dedica dos minutos a lo segundo y un breve al final del bloque de deportes a lo primero?

Dejaremos para otro día la utilización que TVE hace de los partidos de la selección española de fútbol para promocionar series de nuevo cuño o estrenos de películas desfasadas y mantener enganchada a la audiencia, a la que no dejan ni siquiera escuchar el pitido final del árbitro. Terrible.

No hay comentarios: