miércoles, 15 de abril de 2009

Eco de yemas


Me han regalado una de esas joyas para guardar detrás de una vitrina, o no, mejor para utilizar en grandes ocasiones, o no, quizás su funcionalidad descanse en ésta que aquí nos reúne: la de evocar sensaciones a partir de un objeto. Bueno, es algo más que un objeto, es una máquina de escribir cuya historia va más allá de la edad de mis pensamientos. No sé cuánto tiempo tiene, ni me importa. Sólo imaginar las yemas que habrán descansado sobre sus desvencijadas teclas, me reconforta lo suficiente como para convertir en anécdota la edad de tan insigne aparato.

¿Cómo medir el recorrido de las vivencias que ha trazado?, ¿dónde guarda la memoria que tanto acecha mis noches de insomnio? Imagino, como notario de historias recorridas con tinta, los acontecimientos relatados mediante el traqueteo de sus martillos de acero; hojas de cálculo de tinta corrida, sin tippex con el que maquillar el rimel de los números; noches de candelabro y pijama quijotesco de silencio póstumo, albacea de conticinios salvajes; relatos sin vuelta atrás, rodeados de cientos de bolas de papel al cobijo de sombras juzgadoras de contenidos inapropiados, censura de la perfección anhelada; agonía de encierros sin actividad, olvidada por el desuso del cambio de costumbres; resurrección de trayectos inacabados que hoy desembocan en un pariente lejano de teclas escurridizas y pantalla irisada.

Bienvenida a casa, Underwood.
photo by somos

3 comentarios:

AdR dijo...

¡Una Underwood! ¡Un personaje de una novela que tengo a medias usa una!

Dios, cómo te envidio...
Me voy a retirar a pensar si es envidia sana o no... ggrrr.

:)
Abrazos.
P.D.: Tenla como oro en paño.

Óscar dijo...

No soy de novela, aunque te aseguro que voy a rastrear la historia de tan insigne máquina hasta las últimas consecuencias. Cuando dé con ella, prometo ponerla en común contigo por si te sugiere algo para ese personaje tan particular que debe ser el protagonista de tu novela.

La quiero llevar a limpiar y darle una buena puesta a punto. Estoy muy contento. Gracias por tu visita.

Saludos :-)

toñi dijo...

Hola,te dejo esta información que considero valiosa sobremanera.
Un saludo desde Madrid

http://www.watchtower.org/s/20040122/article_01.htm