lunes, 18 de mayo de 2009

Censura


Los medios de comunicación sufren la mayor crisis de la historia y sus responsables se empeñan en coartar la libertad de expresión de los profesionales, en censurarles para que no informen sobre cómo está afectando la crisis al periodismo. Más de 2.000 periodistas han sido despedidos en España desde junio de 2008. Un dato que poca gente conoce porque los que deberían dar la orden para informar de ello sólo se dedican a hacer cuadraturas circulares para aprobar nuevos eres, congelar los sueldos o acosar a sus trabajadores, poniendo en práctica una especie de amenaza silenciosa en las redacciones.

¿Por qué se aplican medidas anticrisis para aliviar al sector de la automoción o al del transporte y nadie mueve ni un centímetro de razón para aliviar el desamparo que sufren los periodistas? Mientras, los directores y empresarios de poca monta que pueblan las redacciones de este país ejercen el despido a diestro y siniestro, desmotivando a profesionales privados de su dignidad, rotos por la incertidumbre de la duda ante la amenaza que pone el punto de mira de la calle sobre todos ellos, tratados como mercancía laboral sin voz, ni voto, ni palabra –más allá del dictado de sus artículos-.

Por cierto, ¿dónde están las asociaciones de periodistas? No las veo, no las siento. Mudas, compradas, calladas, ciegas.

1 comentario:

AdR dijo...

Conozco a una persona que trabaja en una tele a nivel provincial, y llevas razón en lo que dices, periodistas despedidos de un día para otro, y de los comerciales ni hablemos.

Abrazos