jueves, 28 de enero de 2010

El reservado


Tengo pase, no tengo pase; vaya caché, vaya adefesio; ¿cómo se atreve?, ¿me permite?; esta mañana he ido de compras, propongo un desayuno sin velas; möet, botijo; jajeji, carcajada; espejos, ojos; aparcacoches, búho; chanel, dyc…

Los roles, malditos roles. Cuando te sumerges en la maraña de la apariencia, nadie queda indemne de su influjo, salvo el antropólogo que analiza el comportamiento de las bestias adocenadas por el qué dirán de mí si no lo cuento. Escaparates de risotadas pudientes, escenarios del patetismo de las clases mal delimitadas, antojo colonial marcado por la escuadra y el cartabón del puedo y no quiero.

Fuera, la gente duerme. Algunos sueñan con tener un pase para el reservado, coto privado del que nunca se regresa.
photo by alberto tallón

4 comentarios:

andresper dijo...

Ya que el reservado se ha abierto. ¿Nos lo jugamos todo en Betfair? A qué no?. Sigue trabajando con la misma fuerza, ilusión, enterez y entrega con lo que lo estás haciendo tú y tu magnífica compañera de viaje en vuestros expléndidos proyectos socio-profesionales. El futuro os espera... Me despido con unas palabras de la "Falsa Alarma" (1756) de Samuel Jhonson, seguro que nos identificamos juntos en ellas;A hí van: "Así como un hombre embriagado sólo por vapores se recupera pronto al aire libre, una nación descontenta hasta la demencia sin ninguna causa adecuada volverá a sus sentidos y a su lealtad cuando una pequeña pausa le permita enfriarse y reflexionar. Por lo tanto, nada es necesario, en esta crisis alarmante,sino considerar que la alarma es falsa.Hacer concesiones es estimular la intrusión. Que el Gobierno desprecie a la facción, y el pueblo decepcionado pronto se burlará de ellos".
Un abrazo.

Óscar Delgado dijo...

Agradable tu presencia por estos lares; buena cita la rescatada.

Un abrazo. Bienvenido a la blogosfera :-)

andresper dijo...

Gracias a tí por acogerme. Nosotros hemos deliberado a menudo sobre cómo prosperar; ahora debemos indagar cómo subsistir.

Anónimo dijo...

Todos nos guiamos por las apariencias, en uno u otro sentido.
Hay determinados seres humanos a quienes estas apariencias les marcan el camino vital.
Para ellos su reservados.
Reservados donde se encuentra frustración, corrupción, depravación, narcisismo y superficialidad.
Tanta superficialidad.....